El rol de la evidencia científica en  la toma de decisiones sobre políticas de regulación alimentaria y nutricional en Chile

Esta entrevista es parte de la serie «Voces de los Usuarios de la Evidencia», que ofrece valiosas perspectivas de personas que utilizan evidencia en la toma de decisiones – una colaboración entre el Hub LAC y On Think Tanks. En esta conversación HubLAC habla con Cristian Cofré sobre el rol y los mecanismos regulatorios para los alimentos en Chile.

Cristian Cofré Sasso es asesor técnico en el Ministerio de Salud de Chile. Experto en  Políticas Públicas de Salud y Nutrición/ Consultor en políticas públicas y regulación en alimentación y nutrición. Cristian forma parte de los comités asesores ministeriales sobre impuestos a los alimentos, regulación sobre etiquetado y publicidad de alcoholes, entre otros. Es miembro de la Comisión Asesora del Reglamento Sanitario de los Alimentos; además es Co-coordinador del Comité Nacional del Codex Alimentarius sobre Etiquetado de Alimentos y Coordinador del Comité Nacional del Codex sobre Nutrición y Alimentos para Regímenes Especiales.


1. ¿Cuáles son los temas o problemas prioritarios en su organización? 

Son múltiples las preguntas porque son muchas las políticas que se están desarrollando. Específicamente en mi departamento de nutrición y alimentos, uno de los temas a los que le invertimos más tiempo en la actualidad (aunque no el único) son los relacionados con políticas regulatorias.  Todo lo asociado con la evidencia disponible sobre qué tipo de políticas existen con relación a la regulación de alimentos y nutrición, concretamente en aspectos vinculados con el etiquetado y la publicidad de los alimentos con el fin de brindar información al consumidor.

2. ¿Qué papel ha desempeñado la evidencia científica en la resolución de estos problemas o temas prioritarios? y ¿Qué alianzas o sinergias han apoyado o posibilitado este proceso? 

Hay un trabajo en proceso sobre la regulación de la información nutricional en los restaurantes de comidas rápidas (fast food). Su objetivo es saber cuál es la mejor ubicación en la que debería estar esta información o etiquetado nutricional. El trabajo se ha estado haciendo con una unidad del Ministerio de Salud, la Unidad de Políticas de Salud Informadas por Evidencia-UPSIE. 

Esta unidad se ha vinculado a su vez con otros actores como la Universidad Católica de Chile para desarrollar revisiones sistemáticas de la literatura y diálogos ciudadanos. 

Precisamente en estos últimos, se socializa la revisión de la literatura y las propuestas de regulación para contar con la opinión de la ciudadanía y de actores clave para la implementación de las futuras acciones al respecto. Dicha información se procesa para generar un informe que apoyará la toma de decisiones para diseñar la política regulatoria de comidas rápidas. En Chile existe una iniciativa pionera en el mundo, el etiquetado frontal, y el objetivo ahora es hacer lo mismo con las comidas rápidas. De igual manera , tenemos la Política nacional de alimentación y nutrición, cuyos ejes de acción también están basados en la evidencia, estas son experiencias de políticas informadas por evidencias.

Con relación a la frecuencia de solicitud de evidencias, esta no está definida previamente sino que depende de las prioridades que establezca la autoridad sanitaria respecto a un asunto de interés. En el área de nutrición, por ejemplo, hay un tema muy relevante: el aumento de la obesidad en la población infantil y en general.  Esto hace que la solicitud de evidencia para la construcción y diseño de políticas para abordar este problema sanitario haya incrementado en los últimos años.

3. ¿Cuáles son los principales desafíos y oportunidades que identifica para institucionalizar e incorporar sistemáticamente las evidencias al proceso de toma de decisiones?  

Los principales desafíos a los cuales estamos sujetos son la escasez de recursos humanos especializados; es decir, aquellos que dediquen el tiempo disponible para la toma de decisiones basadas en evidencia. Existe una alta demanda de preguntas, lo cual implica priorizar muchas de estas por la ausencia de recursos humanos. Este proceso toma su tiempo y puede ocasionar demoras en la generación de evidencia. Por otro lado, las posibilidades de encontrar evidencia en políticas públicas innovadoras son bajas por la escasa información sustentada. Si se trata de la formulación de políticas públicas, no solo los técnicos deben estar involucrados con el uso de evidencias; sino que también los tomadores de decisiones deberían ser conscientes de que las políticas necesitan estar informadas por la evidencia. 

Por el lado de las oportunidades, los organismos internacionales incentivan al Estado a producir políticas informadas en evidencia. Esto se lleva a cabo gracias a organismos como ONU, OMS/OPS, FAO y la academia, entre otros.

4. ¿Qué consejos daría a investigadores y responsables de la toma de decisiones que quieren mejorar el impacto y el uso de la evidencia científica en las decisiones políticas?

El consejo para los investigadores es tener paciencia para que su trabajo se vea reflejado en una política pública. Esto dependerá de muchos factores y prioridades, pero si se tiene paciencia, se logrará de todas maneras. El impacto no será de un mes para otro o de un año para otro, la disposición de una política se demorará más de eso. Así también, los investigadores deben aprovechar las oportunidades contextuales para el desarrollo de políticas informadas por la evidencia. Es necesario que haya una vinculación estrecha entre la investigación y las políticas públicas.

El consejo para los tomadores de decisiones es que su actuar va impactar en aquellas personas que brindaron su confianza, estos pueden ser sus pares o mayores mandatarios, pero más importante son aquellas personas que viven en el territorio. Los responsables en la toma de decisiones deben seguir los principios de eficacia y eficiencia para el acompañamiento de aquellas políticas informadas por evidencia. Estas políticas deben ir en beneficio de la sociedad y resolver los problemas que acontecen. Las políticas informadas por la evidencia son importantes para cualquier área, sobre todo en áreas sensibles como el área de salud.

Contacto: cristian.cofre@minsal.cl

carlos castaneda

Sinergia entre la academia, la ciudadanía y los tomadores de decisiones para la promoción y uso de evidencias en Colombia

Esta entrevista es parte de la serie «Voces de los Usuarios de la Evidencia», que ofrece valiosas perspectivas de personas que utilizan evidencia en la toma de decisiones – una colaboración entre el Hub LAC y On Think Tanks. En esta conversación HubLAC habla con Carlos Castaneda sobre el rol y los mecanismos del uso y generación de la evidencia en Colombia.

Carlos es economista de la Universidad de Antioquia, cuenta con una maestría en economía de la Universidad de Los Andes y una maestría en Políticas Públicas y Sociales de la Universidad Pompeu Fabra. Actualmente es Director de Seguimiento y Evaluación de Políticas Públicas del DNP – Departamento Nacional de Planeación de Colombia.


  1. ¿Cuáles son los temas o problemas prioritarios en su organización? 

Los temas prioritarios son la evaluación de los programas estratégicos vinculados con el Plan Nacional de Desarrollo del país. Precisamente, una de las responsabilidades que tiene el Departamento Nacional de Planeación es elaborar este plan en conjunto con el Ministerio de Hacienda y los demás sectores del Gobierno Nacional. 

Precisamente, el DNP definió 5 líneas estratégicas y 2 transversales en las que creemos que el país se debe enfocar para el desarrollo en el mediano y largo plazo, estás líneas son: 1) Ordenamiento del territorio alrededor del agua con justicia ambiental: cambio climático, 2) eje de seguridad humana y justicia social, 3) derecho humano a la alimentación (transformación del sector agropecuario, producción de alimentos y seguridad alimentaria), 4) transformación productiva, internacionalización y acción climática y 5) Convergencia regional.  Todo esto se encuentra enmarcado en dos temas transversales: la paz total integral y la estabilidad macroeconómica. Así mismo, trabajamos en el marco de la Agenda 2030 de ODS.

  1. ¿Qué papel ha desempeñado la evidencia científica en la resolución de estos problemas o temas prioritarios? y ¿Qué alianzas o sinergias han apoyado o posibilitado este proceso

Un ejemplo concreto de uso de la evidencia ha sido la utilización de mapas de brechas de evidencias para identificar qué acciones han funcionado en el mundo con relación a los programas de renta ciudadana. Esto lo menciono porque en Colombia se pretende migrar de transferencias condicionadas a estrategias monetarias no condicionadas. Esta es una de las formas de poner evidencias a disposición para los tomadores de decisiones en futuros programas.

Otro ejemplo es el programa “Mi casa ya”, un programa de vivienda que subsidiaba a las personas de clase media, media-baja para que pudieran obtener su vivienda. Hicimos una evaluación de impacto hace aproximadamente 2 años y los resultados de esa evaluación posibilitaron que el Ministerio de Vivienda tomara decisiones que permitieron reestructurar el programa.

Con relación a los tipos de evidencias, estos pueden ser diferentes dependiendo del grado de maduración de los programas. Lo que hacemos es tratar de ser innovadores en la forma en la que disponemos o transmitimos las evidencias a quienes toman decisiones, a veces les sirve más un mapa de evidencias, a veces una infografía y a veces un video.

Toda la evidencia que generamos la llevamos a las instancias donde se toman las decisiones, ante los consejos de ministros y a los comités de marco de gasto de mediano plazo, que es donde se define el presupuesto que se le asigna a cada uno de los sectores. 

Trabajamos en varias etapas para identificar dónde se necesitan evidencias y nos apoyamos, como se mencionó anteriormente, en las diferentes agencias en los ministerios y de consultoras e instituciones nacionales como Fedesarrollo, think tanks, la universidad Nacional de Colombia, la universidad Javeriana. Del mismo modo nos asociamos con agencias internacionales como The Global Evaluation Initiative, Universidad de Berkeley, Universidad de Toronto y profesores asociados a la Universidad de Chicago.

Con relación al involucramiento de la perspectiva de la ciudadanía, tenemos la encuesta de percepción ciudadana que se hace cada año y buscamos conocer la perspectiva de los ciudadanos sobre cómo se usa la evidencia y la oferta del gobierno. Eso permite monitorear las brechas entre la oferta estatal y la percepción de los ciudadanos. 

Todo lo que generamos es público, los ciudadanos pueden descargar informes, datos, encuestas, etc., para replicar ejercicios, o profundizar en los resultados. Buscamos que los ciudadanos se acerquen y que también haya participación del gobierno.

  1. ¿Cuáles son los principales desafíos y oportunidades que identifica para institucionalizar e incorporar sistemáticamente las evidencias al proceso de toma de decisiones?  

Entre los desafíos existentes, encontramos que para desarrollar evaluaciones rigurosas necesitamos más tiempo que el que realmente se tiene. Para acompañar este proceso, tratamos de tener una base de datos con el fin de realizar ejercicios de manera rápida. En este sentido, si no existe una investigación académica, incorporamos herramientas más rápidas como el machine learning que permite la generación de evidencia de manera oportuna.  

Otro desafío es que hemos visto que el uso de la evidencia es anecdótico, pues no hay una medición sistemática de cómo se utiliza. Estamos desarrollando un índice de uso de evaluaciones que nos va a permitir medir cómo y cuándo se están usando las evidencias que estamos generando. Esto permite ver cuando se implementan las recomendaciones, y cómo se están dando los cambios.

Por otro lado, entre los tomadores de decisiones no siempre hay voluntad política; es decir, que los lineamientos de un programa posiblemente no obliguen a que este sea evaluado. 

Otro reto es encontrar la mejor manera de comunicar los resultados de la evidencia debido a que los documentos suelen ser muy amplios y corren el riesgo de no ser leídos. La evidencia ya se está mostrando en diferentes plataformas para atraer al público en general y que obtenga información corta y llamativa. 

Dentro de las oportunidades también tenemos que se cuenta con herramientas robustas y con la calidad técnica para informar y tomar decisiones, que compartimos con países como Costa Rica y Perú para buscar estar actualizados con lo que pasa en los países vecinos.

Y finalmente, en Colombia tenemos el CONPES 4083 de 2022 para el fortalecimiento del uso y la institucionalidad de las evaluaciones para la toma de decisiones. Este nos da el marco legal que obliga a implementar todas las acciones relacionadas con evidencias y ofrece un panorama del uso de estas en el país junto con acciones de mejora para consolidar a nuestra organización (SINERGIA).

  1. ¿Qué consejos daría a investigadores y responsables de la toma de decisiones que quieren mejorar el impacto y el uso de la evidencia científica en las decisiones políticas?

El consejo a investigadores en la toma de decisiones consiste en facilitar las evaluaciones para que se utilicen las recomendaciones de política. Es necesario utilizar mecanismos para comunicar lo más relevante. Por ejemplo, se aconseja una matriz de uso de recomendaciones que incentiven a presentar los resultados de manera clara y sencilla a los expertos. 

El consejo a los tomadores de decisiones es entender de mejor manera que es lo que informan las evaluaciones y los distintos tipos de evidencias. Por ejemplo, 90% de los tomadores de decisiones, muchas veces sostienen que lo que necesitan es una evaluación de impacto y cuando aclaramos en qué consiste la evaluación se dan cuenta que no requieren de este tipo de evidencia sino de otras. Los tomadores de decisiones deben informarse mejor y seleccionar qué es lo más conveniente a la hora de evaluar un programa. Por último, es necesario mencionar la necesidad de establecer sinergias entre investigadores y responsables de la toma de decisiones para discutir y analizar los distintos tipos de evidencia. 


Contacto:

cacastaneda@dnp.gov.co

Fortalecer la democracia brasileña con políticas públicas digitales

Esta entrevista es parte de la serie «Voces de los Usuarios de la Evidencia», que ofrece valiosas perspectivas de personas que utilizan evidencia en la toma de decisiones – una colaboración entre el Hub LAC y On Think Tanks.

Samara Castro Es esta conversación, Hub LAC habla con Samara Mariana de Castro, abogada cuya carrera en el campo del Derecho ha estado marcada por el trabajo en las áreas de Derecho Electoral y de Partidos, Derecho Digital, Privacidad y Protección de Datos.

En 2023, asumió el cargo de Directora del Departamento de Promoción de la Libertad de Expresión de la nueva Secretaría de Políticas Digitales de la Secretaría de Comunicación de la Presidencia de la República de Brasil (SECOM), donde tiene la oportunidad de construir un ambiente pionero para informar las políticas públicas digitales en Brasil con la mejor evidencia disponible. En esta entrevista, habla de los avances y retos a los que ella y su equipo se han enfrentado en esta trayectoria. 


1. ¿Cómo ha desarrollado su trabajo y cuáles son los problemas prioritarios de su gestión como directora del Departamento de Promoción de la Libertad de Expresión de la Secretaría de Políticas Digitales?

Bajo mi liderazgo, hemos abordado una serie de retos. Entre ellos figuran el apoyo a la sostenibilidad del periodismo en medio de los cambios en la publicidad, la regulación de los servicios digitales mientras que se hace frente a la desinformación y el fomento de sólidos valores de libertad de expresión para la era digital.

Además, el departamento opera en un entorno pionero, donde muchos problemas aún no tienen soluciones obvias. 

Somos una Secretaría inédita y tenemos el reto de estar en un ministerio de palacio, es decir, que no tiene carrera ni funcionarios propios. En este sentido, no trabajamos con una memoria como otros ministerios, ahora estamos creando nuestra propia historia. La anterior SECOM estaba en el Ministerio de Comunicaciones, no hubo transición en áreas críticas, así que estamos rehaciendo una nueva estructura. Nuestro trabajo de hoy también contrasta con los procesos creados por el gobierno anterior, que trabajó en una lógica de desinformación y desconfianza contra los opositores y otros poderes, en el dispositivo que se conoció en los medios como el «gabinete del odio». 

Nuestros desafíos no son específicos de la realidad brasileña, son desafíos que los gobiernos democráticos de todo el mundo están enfrentando al mismo tiempo, y las cuestiones son nuevas y emergentes.

2. ¿Qué papel desempeña la evidencia en la resolución de estos problemas prioritarios? ¿Cómo coopera y busca apoyo en centros de investigación y redes gubernamentales y de la sociedad civil para estar mejor informados sobre los retos y las soluciones?

La evidencia desempeña un papel crucial en la toma de decisiones. El Gobierno se basa en ellas para convencer a los legisladores sobre cuestiones normativas, utilizando principalmente informes ejecutivos que contienen investigaciones cuantitativas y cualitativas. La búsqueda activa de estas evidencias se realiza en colaboración con organizaciones de la sociedad civil, investigadores y la industria, además de mi red de contactos personales y canales directos con los poderes legislativo y judicial.

También buscamos experiencias internacionales, principalmente de América Latina y otros contextos globales, para crear políticas institucionales de publicidad que se preocupen por garantizar un ambiente informativo sano y confiable, que no financie directa o indirectamente contenidos ilegales, peligrosos o desinformativos, garantizando la igualdad y los derechos.

Para ello, se creó una nueva secretaría en la SECOM, la Secretaría de Análisis, Estrategia y Articulación (SEART), diseñada para apoyar la toma de decisiones informadas en evidencias en materia de políticas digitales. Podemos decir que también actuamos como un Hub de evidencias para otros ministerios, coordinando acciones interministeriales sobre temas específicos que requieren nuestra colaboración.

Un ejemplo práctico reciente del trabajo de nuestro equipo fue la creación de un plan estratégico para combatir la desinformación en la vacunación. Se realizaron llamadas a diversas áreas del gobierno (Ministerio de Salud, Procuraduría General de la Unión, Ministerio de Justicia, Ministerio de Gestión e Información, Ministerio de Ciencia y Tecnología, Ministerio de Comunicaciones y Contraloría General de la Unión), manteniendo reuniones con cada ministerio en función de los puntos que era necesario alinear para lograr un trabajo integrado entre estas esferas. 

Se están utilizando herramientas de comunicación, incluso informales como WhatsApp, para difundir información fidedigna de forma sencilla y fácil de entender para gestores públicos con diferentes niveles de especialización en sus áreas de actuación. También se busca garantizar la participación social a través de encuestas públicas y reuniones abiertas en la toma de decisiones.

3. ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta a la hora de incorporar sistemáticamente las evidencias al proceso de toma de decisiones? 

Algunos de los principales retos a los que nos enfrentamos son la falta de datos fiables y el acceso limitado a la información de las plataformas digitales. Lo que tenemos son datos aproximados que indican tendencias generales, pero no explican los fenómenos con la especificidad necesaria para informar nuestras políticas. 

Como se trata de retos contemporáneos, siguen existiendo lagunas de información. No hay tantas experiencias exitosas y aún necesitamos enfrentar regímenes antidemocráticos, que dirigen las políticas en sentido contrario al que buscamos. Además, falta financiación para institucionalizar las estructuras de apoyo a la toma de decisiones. Dentro del gobierno, percibo fragmentación y dificultad para organizar, conservar y analizar la enorme cantidad de información que recibimos casi a diario.

6. ¿Qué consejo daría a los investigadores y responsables de la toma de decisiones que quieren mejorar el uso de las evidencias?

Para los investigadores, es esencial construir una red de promoción de advocacy, conectando con organizaciones que puedan hacer llegar la información más relevante a los responsables de la toma de decisiones de una forma personalizada a sus demandas. Es importante insistir en esto: la entrega de evidencias debe adaptarse al público destinatario, evitando informes estandarizados que no dialoguen con quien necesita tomar decisiones basándose en ellos.

En cuanto a los tomadores de decisiones, es esencial garantizar los canales para que las evidencias lleguen a quienes las necesitan y en un tiempo óptimo. También es necesaria la formación para que las evidencias se procesen de manera óptima.

Traducir la información para facilitar la comprensión y la acción es crucial para garantizar que las evidencias tengan influencia e incidencia, especialmente en un contexto en el que la desinformación está ampliamente difundida.


Samara Castro

Email: samara.castro@presidencia.gov.br

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/samaramcastro/

Entrevista con Cristián Mansilla

En esta conversación, le hicimos tres preguntas sobre su experiencia como intermediario en la interfaz ciencia-política, cómo ha cambiado el uso de evidencia tras la pandemia de COVID y posibles oportunidades para el avance del uso de evidencia en Latinoamérica y El Caribe.  ¡Buena lectura!

Hub LAC: ¿Qué experiencia de Chile ha sido importante para tí llevar a Canadá?

Cristián Mansilla: Pienso que nos hemos acostumbrado a un aprendizaje Norte-Sur. Pero el Sur global tiene mucho que contribuir en esto. En Chile llevamos décadas tratando de empujar este tema [PIE] como país, al menos en el sector salud. Es algo de lo que deberíamos sentirnos orgullosos y que sin lugar a dudas muchos países del Norte global podrían tomarlo como aprendizaje y experiencia a seguir.

HL: ¿Cómo fue la experiencia de formar la Unidad de Evidencia en el Ministerio de Salud (MINSAL)? ¿Crees que pueda ser replicada en otros países o es muy particular de la cultura institucional de Chile?

CM: Yo soy un convencido que esto existe en muchas partes del mundo, existen muchos mecanismos por los cuáles acercar el trabajo de la investigación a la toma de decisiones. El principal motor y la forma más efectiva dentro de este proceso es el rol de los intermediarios. Ese es el rol de esta unidad del MINSAL. Tiene la función de ser un puente entre lo que se está produciendo en investigación a nivel mundial y a nivel local, con las necesidades de evidencia que tienen los tomadores de decisión en un momento determinado. Ese puente, esa intermediación, es el rol clave que facilita un uso virtuoso de la evidencia. 

Creo que es el gran desafío que tiene toda la gente que trabaja como intermediario. Toda la gente que realiza algún trabajo específico de proveer conocimiento para tomar decisiones está hoy en un rol crítico para ver cómo nos enfrentamos a la próxima crisis. Cómo ocupamos esta coyuntura crítica que nos deja el COVID para poder fortalecernos.

HL: ¿Cómo crees que cambió el uso de evidencia después de la pandemia?

CM: Yo soy optimista en esto. Creo que el término «usar evidencia para tomar decisiones», previo a la pandemia, no era algo que todos manejamos o que estuviese en nuestro vocabulario, en nuestra conversación cotidiana. Durante la pandemia y después de la fase más aguda, se ha democratizado un poco. 

Los ciudadanos tienen alguna opinión sobre qué tanto los tomadores de decisión están ocupando conocimiento, si están escuchando a la ciencia para tomar decisiones. Eso antes no pasaba. Ahora hay una rendición de cuentas, un accountability, mucho más específico. Creo que hoy estamos en una coyuntura crítica. Podemos aprovecharla o desaprovecharla. Podemos evitar que la próxima pandemia o la próxima crisis sea como la que acaba de pasar.

Entrevista con Jorge Barreto

Hablamos con el profesor Jorge Barreto, quien jugó un papel clave en el diseño de Hub LAC y actualmente hace parte de  nuestro comité de expertos.

Jorge Barreto es investigador de la Fiocruz en Brasilia (Brasil) desde hace 8 años. Previamente coordinó la Gestión del Conocimiento en el Departamento de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Salud de Brasil  y fue Secretario de Salud en Piri-Piri/Piauí (Brasil), donde se creó posiblemente el primer centro de evidencias del mundo a nivel local.  Al mismo tiempo, Jorge Barreto se desempeñó como docente e investigador en distintas universidades.

En nuestra primera conversación, le hicimos dos preguntas a Jorge Barreto y presentamos a continuación algunos de los puntos principales de sus respuestas. La entrevista completa de 32 minutos se puede ver aquí (en portugués) ¡Feliz lectura y escucha!


Hub LAC: ¿Por qué son importantes las PIE y cómo pueden afectar a las personas de nuestra región? ¿Cuál es la importancia de sensibilizar y movilizar en torno a las PIE?

Jorge Barreto: Las PIE son un proceso sistemático que ayuda a que la toma de decisiones sea más inclusiva cuando se reduce la asimetría de la información, lo que dificulta la comunicación entre los tres ejes en torno a la discusión: quienes sufren el problema, quienes causan el problema y quienes enfrentan el problema. Estos procesos mejoran el ejercicio de la ciudadanía, mejoran la democracia en un sentido práctico, porque los procesos participativos conducen a decisiones más coherentes, más capaces de implementar y producir buenos resultados.

Por eso las PIE son importantes porque mejoran el proceso de toma de decisiones y, sobre todo, los resultados de la política (…), pero esto es un proceso y como nuestra institucionalidad aún es muy frágil, siempre hay que reiniciar el trabajo, que es bastante común en esta área. 

HL: ¿Cómo ve el ánimo actual para construir redes en LAC en torno a las PIE y cuál es el papel del Hub LAC en ello?  

JB: Todos los países del mundo hoy tienen presencia en esta discusión y en América Latina y el Caribe esto no es diferente. Hay un campo diverso de actores. La salud lideró el proceso, pero la discusión ya se ve en varias áreas, como la educación, fuertemente, la seguridad pública, la asistencia social… Si hoy todavía no hay una red formalmente constituida, tenemos todas las condiciones para eso y es ahí donde entra el Hub, en el sentido de catalizar oportunidades y no debe ni puede ser la única iniciativa.

Hoy, en América Latina y el Caribe, el ambiente es tan favorable como siempre y esto es parte del proceso de maduración de la discusión social sobre la evidencia. El Hub LAC  tiende a ser innovador porque es una red de redes y porque tiene una visión sectorial de áreas que comparten determinantes, una coyuntura inmersa en una misma realidad, y esto nos lleva a la potencialidad de aprendizaje mutuo entre estos sectores,  proporcionada por el Hub. 

Trabajando juntos se aprende mucho más y más rápido y estos dos temas colocan al Hub en una posición privilegiada a nivel mundial porque hoy todavía no existe una experiencia similar y este movimiento de intercambio es casi una consecuencia de lo que ha sucedido hasta ahora y ha abierto el camino para este tipo de red. 

El Hub LAC es ese fenómeno que tiene un liderazgo pionero, que no está concentrado, hay una distribución horizontal que favorece que más personas se unan a él y se nutre y crece en tamaño y madurez.

Entrevista con Kershelle Barker

Escuchando a los socios: Caribbean Centre for Health Systems Research and Development (CCHSRD)

Presentación

El Centro del Caribe para la Investigación y Desarrollo de Sistemas de Salud (CCHSRD) es un Centro de Investigación en la Universidad de las Indias Occidentales, en St. Augustine, Trinidad y Tobago (T&T). El Centro fue establecido en 2018 para llevar a cabo un programa de trabajo en Investigación de Políticas y Sistemas de Salud (HPSR), con el fin de abordar los urgentes problemas de políticas y sistemas a los que se enfrentan los tomadores de decisiones en la región del Caribe. El Centro participa en diversas actividades dentro de cuatro funciones principales: Ejecución de Investigación, Traducción del Conocimiento, Capacitación y Desarrollo de Recursos Humanos en Salud y Compromiso Ciudadano. Para esta publicación, entrevistamos a Kershelle Barker, Investigadora del CCHSRD.

Hub LAC: Hablemos un poco sobre el Caribbean Centre for Health Systems Research and Development (Centro Caribeño para la Investigación y Desarrollo de Sistemas de Salud) y su enfoque de investigación sobre evidencias.

K.B: Con la misión de generar y facilitar el uso de evidencias de investigación para fortalecer los sistemas de salud y los procesos de formulación de políticas, gran parte de nuestro trabajo se centra en desarrollar la capacidad individual e institucional en la formulación de políticas informadas por evidencias (PIE). Con este fin, el CCHSRD ha realizado evaluaciones de necesidades con los Ministerios de Salud, Trabajo, Planificación y Desarrollo, Desarrollo Social y Servicios Familiares, y Deportes y Desarrollo Comunitario en Trinidad & Tobago, para comprender sus procesos de formulación de políticas, el uso de evidencia y sus necesidades de capacitación en PIE. Posteriormente, organizamos ejercicios de establecimiento de prioridades y talleres de desarrollo de capacidades en PIE y proporcionamos entrenamiento y mentoría al personal seleccionado como parte de dos proyectos importantes: el Programa de construcción de la capacidad institucional de la OMS para la investigación en políticas y sistemas de salud (HPSR) y ciencia de la prestación de servicios (Programa de Mentoría del Centro de Conocimiento para la Política) y el proyecto Partnership for Evidence and Equity in Responsive Social Systems (PEERSS).

Además, el CCHSRD lanzó con éxito su Programa de Formación de Becas de Evidencia para Políticas en 2020, con el objetivo de promover la formulación de políticas y prácticas informadas por evidencias mediante el desarrollo de la capacidad de los responsables de políticas (para utilizar la evidencia) e investigadores (para apoyar el proceso de formulación de políticas).

El Centro ha producido o co-producido varios productos de traducción de conocimientos para informar la acción política o programática multisectorial. Estos incluyen seis (6) Resúmenes de Evidencia para Políticas y cuatro (4) Resúmenes de Respuestas Rápidas sobre prioridades en salud (recursos humanos, servicios de salud sexual y reproductiva, salud mental y prestación de servicios); y otros sectores sociales (trabajo, educación, bienestar social y desarrollo comunitario).

También hemos organizado una reunión de difusión con partes interesadas y dos diálogos con estos mismos actores. También estamos comprometidos en actividades de seguimiento y promoción para fomentar la adopción de la evidencia.

Hub LAC: ¿Qué esfuerzos regionales específicos ha llevado a cabo el CCHSRD para mejorar la toma de decisiones en el contexto del Caribe? ¿Podría proporcionar algunos ejemplos breves para ilustrar?

K.B: La segunda cohorte del Programa de Becas para la Formación en Evidencia para Políticas del CCHSRD estuvo abierta a tomadores de decisiones en el Caribe. Un becario de Guyana completó con éxito el programa y se produjo un Resumen de Evidencia para Políticas destinado a mejorar el acceso, la calidad y la equidad en la prestación de servicios de salud en ese país. Este resumen contiene evidencia local sobre el problema identificado, así como elementos de política propuestos para abordar el problema, informado por la mejor evidencia disponible. Aunque el programa de becas ha finalizado, tenemos la intención de seguir colaborando con las partes interesadas en Guyana para proporcionar capacitación y desarrollo de capacidades en habilidades y procesos de PIE.

En 2022, el CCHSRD colaboró con el Hub LAC para organizar un taller virtual de aprendizaje. Los objetivos fueron identificar las necesidades locales y regionales de PIE, conectar a los principales actores de tres países del Caribe (T&T, Barbados y Jamaica) y generar conocimiento sobre PIE en la región de LAC. Este taller proporcionó información valiosa sobre las barreras y facilitadores comunes para las PIE en el Caribe y los factores necesarios para desarrollar un sólido ecosistema de evidencias.

Además, el CCHSRD alberga la Comunidad de Práctica para la Investigación en Políticas y Sistemas de Salud del Caribe- CoPIPSSC (CoP4HPSR en ingés), una red de 135 investigadores, profesionales de la salud, responsables de políticas y otras partes interesadas de 14 países que se comprometen a desarrollar la capacidad de investigación sobre políticas y sistemas de salud (IPSS) en la región del Caribe. A través del intercambio de información y el discurso frecuente sobre temas de IPSS, buscamos seguir fortaleciendo la comprensión de los responsables de decisiones e investigadores sobre el papel crucial de la evidencia en la formulación de políticas y la toma de decisiones en el Caribe.

Hub LAC: En su opinión, ¿qué contribuciones significativas puede hacer un Hub colaborativo regional para abordar las necesidades de traducción del conocimiento en un ecosistema de formulación de políticas basado en evidencias en nuestra región LAC?

K.B: Un Hub colaborativo regional es importante para fomentar una comprensión compartida y un compromiso para utilizar evidencias en la toma de decisiones en la región LAC. Los desafíos comunes que enfrentamos regularmente, como la desconexión entre los resultados de la investigación y las necesidades de los responsables de políticas y la falta de datos y evidencias contextualizados para informar políticas, programas o intervenciones en los países, pueden abordarse mejor a través de un organismo regional dedicado a llenar este vacío y generar productos y servicios de traducción de conocimientos adaptados a la región LAC.

Proporcionar a los responsables de políticas y tomadores de decisiones evidencia oportuna y relevante les permitirá tomar acciones más factibles y aprovechar de manera más efectiva los recursos limitados disponibles. Además, se podrán superar las barreras potenciales específicas del contexto para la implementación de políticas y, en última instancia, se logrará un impacto positivo en la mejora de la salud y otros resultados para la población.

La colaboración a nivel regional también puede ayudar a aumentar el compromiso de los tomadores de decisiones con el proceso de investigación y formulación de políticas informadas por evidencias y fortalecer las relaciones entre países para unir recursos y esfuerzos y así abordar las prioridades regionales en salud y otros sectores sociales.

Entrevista con Janessa Oliveira

Escuchando a los socios: Women and Global Health

Presentación

Iniciando su trayectoria en 2015 como Organización sin fines de lucro, hoy Women and Global Health representa un movimiento global de acción y liderazgo para la promoción de la equidad de género en salud. Actualmente, la organización cuenta con 47 capítulos en 43 países, aproximadamente

5.500 miembros y 100.000 simpatizantes en más de 100 países, estableciendo una amplia red de aliados a favor del fortalecimiento del liderazgo igualitario de género en la salud global. Para este boletín, hablamos con Janessa Oliveira, doctora en Salud Pública, quien actualmente coordina el capítulo brasileño de Women and Global Health.

1.    Hub LAC: WGH lleva a cabo acciones tanto de advocacy como de plataforma para diferentes iniciativas y asociaciones. En este sentido, ¿podrías darnos un panorama concreto de las iniciativas que desarrollan?

JO: WGH ha estado trabajando durante ocho años a través de diversas iniciativas para promover la igualdad de género en el área de la salud. El área de advocacy y articulación con organizaciones con influencia en cada territorio ha demostrado ser una parte crucial de nuestra labor. De esta manera, se alienta a los capítulos regionales y nacionales a buscar alianzas y contactos para implementar acciones en estas áreas que puedan generar cambios a nivel local. Además, la organización promueve eventos que muestran experiencias exitosas en otros países, para que otros capítulos puedan inspirarse. Además, WGH entiende la importancia de participar en

eventos y conferencias a nivel global como manera de fomentar la representación de las mujeres en estos espacios, participando en los debates para promover la reducción de las desigualdades de género en el área de la salud.

2.    Hub LAC: ¿Cuáles son las principales evidencias que respaldan su comprensión de la naturaleza y magnitud de los desafíos en la igualdad de género en la salud?

JO: Actualmente nos basamos en datos secundarios proporcionados principalmente por el CNES – Cadastro Nacional dos Estabelecimentos de Saúde (Registro Nacional de Establecimientos de Salud), y estamos trabajando en la instauración de alianzas locales para recopilar y comprender mejor el perfil demográfico de los profesionales de la salud en Brasil. Para investigar la desigualdad salarial, estamos en contacto con los consejos profesionales para obtener datos contundentes. Para generar conocimientos sobre cuestiones relacionadas con la violencia, el capítulo brasileño invertirá en la búsqueda de datos con los consejos profesionales y en la aplicación de una encuesta. Para maximizar la adhesión a esta encuesta, por tratarse de un tema delicado, estamos formando alianzas para diseminar el cuestionario por todo Brasil y obtener una muestra más representativa.

3.   Hub LAC: WGH ahora tiene una amplia red global que se extiende por los cinco continentes ¿Cómo se gestan estas iniciativas, considerando las particularidades de cada región o incluso entre países?

JO: WGH tiene una gestión que busca crear mecanismos de colaboración regionales y globales entre los capítulos. Para ello, existen varios Hubs regionales donde los capítulos pueden colaborar y alinear prioridades, organizar  actividades  conjuntas,  entre  otros.  También  hay  reuniones globales mensuales donde los capítulos participan, comparten sus actualizaciones y discuten una variedad de temas actuales en el campo de la defensa de la salud global.

Con el fin de promover el intercambio de experiencias e ideas, WGH global también busca organizar eventos y actividades con el objetivo de mostrar cómo ocurren diferentes temas en diferentes regiones. Un ejemplo de este tipo de actividades fue la organización de cuatro Asambleas regionales (Ayuntamientos) en el tema de Explotación, abuso y acoso sexual (SEAH) en el área de la salud, a las que fueron invitados representantes de gobiernos, ONG y activistas para discutir los temas propuestos por el WGH sobre Acoso y Violencia en la Salud Global.

Durante estos eventos (que se realizaron para las regiones de África Oriental y Meridional, África Francófona, Asia y América Latina y el Caribe), se presentaron interesantes iniciativas, ampliando el intercambio de ideas y experiencias entre representantes de estos sectores en diferentes países. El capítulo brasileño fue uno de los co-patrocinadores del evento para la región de las Américas y el Caribe. Vea aquí los resultados de los eventos.

Otra iniciativa importante en la que estamos trabajando está más en línea con la nueva propuesta WGH, lanzada a fines del año pasado, que se enfoca en la Cobertura Universal en Salud. Recibimos financiación para proyectos en esta línea y nuestra primera iniciativa será trabajar con podcasts. Creemos que los podcasts son una excelente herramienta para difundir contenidos de calidad en zonas remotas donde la cobertura de internet es limitada, como es el caso de la región amazónica. Queremos difundir contenidos que fomenten el liderazgo femenino y mejoren la calidad de la atención en salud en estos ámbitos.